Loading...
×

En Estados Unidos, la empresa Tofurky, que produce un sustituto a la carne de pavo en base a tofu, ha iniciado acciones legales contra una nueva legislación pronta a entrar en vigor prohíbe usar el término carne, hamburguesa o salchicha en el marketing y empaquetado de productos vegetarianos o veganos.

La nueva ley multa con US$ 1000 por paquete a cada empresa que no cumpla con las nuevas normativas de empaquetamiento y etiquetado. Solo aplicable en algunos estados, el Act 501 también se aplica para sustitutos de la lactosa o cualquier sustituto vegetal.

Tofurky, con el respaldo de Good Food Institute, una organización de derechos civiles que apoya los productos vegetarianos, y el grupo animalista Fondo de Defensa Legal Animal, han planteado que la legislación no solo es inconstitucional, ya que viola la libertad de expresión, sino que también está diseñada para favorecer a la industria de la carne, dando lugar a planteos de competencia desleal.

En la queja, la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles plantea que la normativa está “específicamente diseñada para perjudicar a los proveedores de alternativas cárnicas” ya que muchas deberán cambiar totalmente sus empaques – en un corto periodo de tiempo – para evitar ser penalizadas.

Estados Unidos no es el primer país que busca prohibir el uso de la palabra “carne” y otros términos relacionados en productos veganos. En el 2018, Francia pasó una ley similar para todos los productos del estilo comercializados en el país, tanto de producción local como importados.

Brands Protection News

brandsprotectionnews.com