Loading...
×

La espectacular Ferrari 250 GTO ha sido reconocida por la corte italiana como una obra de arte, lo que la protege ante reproducciones e imitaciones.

El fallo sin precedentes salvaguarda al clásico modelo de Ferrari, de los cuáles solo 36 todavía circulan hoy en día. Todos ellos fueron producidos entre 1962 y 1964.

Un tribunal comercial de Bologna realizó el dictamen luego que Ferrari iniciara una demanda contra una compañía de Modena que planeaba realizar réplicas del modelo.

Ferrari solicitaba que se reconociera el diseño y los derechos de propiedad intelectual del vehículo, y el tribunal consideró a la Ferrari 250 GTO una obra de arte completamente original, que no debe ser imitada ni reproducida.

De acuerdo al fallo, «la customización de las líneas del auto y sus elementos estéticos» lo vuelven «único, un verdadero icono del automovilismo».

El fallo aseguró que los derechos de comercialización y promoción del modelo pertenecen exclusivamente a Ferrari.

«Es la primera vez que un auto italiano ha sido reconocido como una obra de arte», comentaron desde Ferrari al diario The Daily Telegraph. «No es solo su belleza lo que lo vuelve especial, sino también su larga historia como auto de carrera».

La 250 GTO es, quizás, el auto clásico más caro del mundo, con uno de sus modelos siendo subastado recientemente por un total de 48 millones de dólares, un récord en subastas de autos.

La Ferrari 250 GTO fue un espectacular auto de carrera que durante años aprovechó al máximo su diseño aerodinámico, gran control y poderoso motor V12.

Las reglas de la Federación Internacional del Automóvil de la década del 60′ requerían que un auto contase con 100 modelos para poder ser homologado y competir en el Gran Turismo, sin embargo, Ferrari eludió las mismas -numeró los autos de forma salteada, para simular que existían otros que jamás se construyeron- y compitió pese a solo haber producido 39 modelos del 250 GTO (33 modelos clásicos y otras dos variantes, de tres autos cada una).

Con el 250 GTO, Ferrari ganó durante tres años consecutivas la categoría de equipos constructores del Campeonato Mundial de Sport Prototipos.

Para la década del 70, el 250 GTO se convirtió en un vehículo de lujo, considerado la Ferrari que mejor representa los ideales de la marca y, hoy en día, el icono de los vehículos clásicos.

Las opiniones expresadas en Brands+ Intelectual Property News son de exclusiva responsabilidad de sus autores y pueden no coincidir con las del medio.