Loading...
×

Para poner un freno a aquellos que se aprovechan de la situación de crisis actual debido a la pandemia del Covid-19 para su beneficio personal, las autoridades alrededor del mundo han redoblado sus esfuerzos para evitar la venta de productos médicos falsos.

El Departamento de Justicia de los Estados Unidos (DoJ) ha tomado su primera acción contra un sitio web que afirma vender «kits de vacunas» contra el Covid-19.

El Departamento de Justicia anunció que presentó una demanda en el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito Oeste de Texas contra los operadores de coronavirusmedicalkit.com, que supuestamente ofrecen a los consumidores acceso a los kits de vacunas de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El juez del Distrito Oeste de Texas, Robert Pitman, emitió una orden de restricción temporal a solicitud del Departamento de Justicia, que requiere que el registrador de dominios del sitio web fraudulento tome medidas de inmediato para bloquear el acceso público al mismo.

El fiscal general adjunto Jody Hunt de la División Civil del Departamento de Justicia comentó: «El Departamento de Justicia no tolerará la explotación criminal de esta emergencia nacional para beneficio personal».

«Utilizaremos todos los recursos a disposición del gobierno para actuar rápidamente para cerrar a estos estafadores más despreciables, ya sea que defrauden a los consumidores, cometan robos de identidad o distribuyan malware».

La acción del Departamento de Justicia se produjo un solo día después de que el fiscal general William Barr instó al público estadounidense a denunciar el fraude relacionado con Covid-19. Barr ordenó a todos los abogados estadounidenses que prioricen la investigación y el enjuiciamiento de los esquemas de fraude relacionados con Covid-19.

Por su parte, en el Reino Unido la Unidad de Crímenes de Propiedad Intelectual de la Policía de la Ciudad de Londres arrestó a Frank Ludlow de 59 años, acusado de un cargo de fraude por representación falsa, un cargo de posesión de artículos para uso en fraude y un cargo de fabricación ilegal de un medicamento.

El acusado está bajo custodia hasta el 20 de abril por orden del Tribunal de Magistrados de Brighton.

«La venta de tratamientos falsos contra el coronavirus es despreciable, aprovechando el miedo y las vulnerabilidades de las personas en un momento en que la nación debería estar uniéndose», dijo al respecto Amanda Solloway, Ministra responsable de PI en Londres. “Los medicamentos falsificados no solo explotan a los consumidores sino que representan una amenaza real para la seguridad pública.”

Por último, a través de la denominada “Operación Pangea”, la Interpol incautó casi 34.000 máscaras quirúrgicas falsificadas vendidas en línea.

Fuente: IPMagazine

Brands Protection News

brandsprotectionnews.com